Los anuncios o la publicidad son el medio de subsistencia de muchos desarrolladores de aplicaciones. Sin embargo, algunos de ellos suelen aprovecharse de determinadas situaciones que son muy difíciles de detectar por parte de Google para colar malware o cometer fraude. Ahora, dos populares desarrolladores han sido descubiertos haciendo estafa.

Las empresas chinas Cheetah Mobile y Kika Tech son responsables del desarrollo de 8 aplicaciones que cometían fraude a través de los anuncios. Estas apps son Clean Master, CM File Manager, CM Launcher 3D, Security Master, Battery Doctor, CM Locker, Cheetah Keyboard y Kika Keyboard.

Estas aplicaciones estaban realizando estafas falsificando el número de instalaciones de las apps que anunciaban, colocando anuncios detrás de uno para que contasen más clicks, etc. Con estas técnicas habrían ganado millones de dólares extra, los cuales fueron dados por parte de las empresas anunciantes a este tipo de comportamientos fraudulentos.

Estas aplicaciones mostraban anuncios para instalar a su vez otras apps a cambio de entre 50 céntimos y 3 dólares por instalación. Por cómo estaba implementado el sistema de anuncios, Cheetah y Kika contabilizaban el total de instalaciones de las apps, de tal manera que se llevaban el dinero incluso cuando el usuario había instalado la app desde otros anuncios.

A pesar de los cientos de millones de descargas de estas apps, recomendamos no instalarlas por la gran cantidad de permisos que piden, como contactos, ubicación, SMS, teléfono, cámara, micrófono y obtener estadísticas de todo tipo de actividad en nuestro móvil.