Editar fotografías y audio puede ser una noticia que hoy en día pasa por desapercibido pero  crear bebe modificados genéticamente editando sus genes es algo alarmante.

El científico chino responsable es He Jiankui, quien afirmó en un vídeo publicado por él mismo, haber usado CRISPR-Cas9, una herramienta de edición de genes que ha revolucionado el campo de la genética en la última década, para eliminar un gen en humanos, con objeto de que los bebés sean resistentes al VIH. Según el científico, esos embriones se han convertido en dos bebés sanos: un par de gemelas llamadas Lulu y Nana. Las gemelas “vinieron al mundo llorando tan sanas como cualquier otro bebé hace unas semanas”, decía orgulloso en el vídeo.

Tras el anuncio, la propia universidad emitió un comunicado en el que denuncia la mala praxis del director del estudio, Jiankui He.

La afirmación del científico chino no se ha verificado (de hecho, el hospital nombrado en los documentos de aprobación ética de He ha negado cualquier participación en el procedimiento), pero la comunidad científica ha respondido al anuncio con indignación y preocupación. Incluso dejando de lado las preocupaciones éticas -completamente reales- de usar esta tecnología para manipular genes humanos, muchos científicos creen que tales alteraciones podrían acarrear problemas de salud de gran alcance e imprevistos.

Es cierto que la modificación que hizo a los embriones “evitará la infección por el VIH”, pero el problema es que el gen eliminado, llamado CCR5, tiene bastantes más funciones que la relativa a la infección por VIH; por ejemplo, se ocupa de que los glóbulos blancos funcionen correctamente. Además, los genes no existen de forma aislada, están interactuando constantemente con otros genes, lo que puede tener efectos importantes en el organismo.